Todo sobre los conejos: hábitos, comportamiento y cuidados

Los conejos son mascotas adorables, inteligentes y llenas de personalidad. Tener uno en casa puede ser una experiencia muy enriquecedora, pero requiere informarse bien para entender sus necesidades y brindarles los cuidados adecuados.

En este artículo revelaremos interesantes datos sobre el comportamiento y hábitos de los conejos que tal vez no conocías. ¡Toma nota para que puedas comprender mejor a tu peludo amigo!

Los conejos parpadean

Al contrario que las creencias populares, los conejos sí parpadean como cualquier animal. De hecho, pestañean incluso con más frecuencia que los humanos. Se ha comprobado que los conejos parpadean unas 125 veces por minuto.

Esta alta tasa de parpadeo tiene una función de lubricación y limpieza de sus ojos, para mantener la superficie ocular sana y protegida contra cuerpos extraños. Así que si ves a tu conejito pestañeando con insistencia no te alarmes, es su forma natural de cuidar sus ojitos.

Los conejos ven en la oscuridad

A diferencia de lo que muchos creen, los conejos sí pueden ver en condiciones de muy baja luminosidad o completa oscuridad. Esto se debe a que tienen un reflejo ocular que les permite aprovechar la poca luz ambiental disponible.

Este reflejo se produce cuando la luz incide en la retina del conejo y rebota de regreso al ambiente. De esta forma se crea una segunda oportunidad para que los ojos capten y enfoquen la imagen, potenciando su visión nocturna.

Si bien no ven tan nítido en la oscuridad como otros animales como los gatos, los conejos sí conservan cierto grado de visión que les resulta muy útil para orientarse y detectar posibles depredadores en horas de poca luz.

Los conejos reconocen a sus dueños

Más allá de la creencia popular, los conejos sí son capaces de reconocer y distinguir a sus propietarios. Estudios recientes han demostrado que pueden identificar a la persona que los cuida y alimenta a diario.

Esto se debe a que tienen buena memoria visual y olfativa. Reconocen características de nuestro rostro, voz y el olor distintivo de cada humano. Incluso son capaces de mostrar predilección por quién interactúa más con ellos.

Si bien puede tomarles un poco más que a un perro o gato, con interacciones positivas frecuentes tu conejo aprenderá a reconocerte y se sentirá en confianza contigo. Dedícale tiempo de calidad y muchos mimos para ganarte su afecto.

Los conejos atraen ratas

Un mito falso sobre los conejos es que supuestamente atraen la presencia de ratas al hogar o jardín donde viven. Esto no tiene sustento, ya que las ratas acuden a donde haya disponibilidad de alimento o refugio, independiente de otros animales.

La realidad es que los conejos comen diferentes alimentos que las ratas. Además, si se toman las medidas necesarias para tener limpio su espacio y guardar bien su comida, no se estará “atrayendo” ratas. Es cuestión de higiene y orden.

Lo que sí puede suceder es que si ya hay un problema de ratas en la zona, éstas podrían intentar acercarse al comedero del conejo atraídas por la comida. Pero la culpa no es del inocente conejito, sino de las ratas oportunistas.

Los conejos lloran

Aunque no derraman lágrimas como los humanos, los conejos sí lloran y expresan tristeza o dolor a través de lamentos y quejidos característicos. No son tan sonoros como en los perros o gatos, pero hacen sonidos de lamento únicos.

Esto puede ocurrir cuando se sienten asustados, estresados, enfermos o sienten dolor. Incluso algunos conejos pueden gritar cuando sufren un trauma fuerte. Escucharlos te permitirá saber que algo anda mal y necesitan atención.

Los conejos sienten frío

A diferencia de creencias erróneas, los conejos no son animales de sangre fría y sí sienten los cambios de temperatura. De hecho, son muy sensibles al frío. Su cuerpo está adaptado para vivir en condiciones templadas y no sobreviven a climas muy gélidos.

Lo recomendable es mantenerlos en un ambiente con una temperatura estable entre los 15°C y 20°C. Evita cambios bruscos o corrientes de aire que los enfríen demasiado. También puedes colocar mantas o alfombras para que encuentren zonas cálidas y suaves donde recostarse.

Los conejos no se deben bañar

Bañar conejos puede ser peligroso para su salud. Su piel y pelaje no están diseñados para la humedad en exceso. Mojar su cuerpo puede quitarle aceites protectores naturales y causar hipotermia.

Es mejor no bañarlos a menos que haya una emergencia que lo amerite, como por ejemplo que se ensucien con alguna sustancia tóxica o irritante que no sale con cepillado. Pero como rutina de aseo periódico, no es recomendable el baño.

Para su limpieza regular basta con cepillar su pelaje suavemente con un cepillo especial para conejos. Esto remueve el pelo suelto sin dañar su capa Lipídica natural.

¿Qué comen los conejos? Dieta y alimentación

La dieta de un conejo debe basarse principalmente en heno de buena calidad. El heno es rico en fibra, esencial para el buen funcionamiento de su aparato digestivo.

Otros alimentos importantes son verduras como lechuga, espinaca, acelga, perejil, zanahorias y apio. Las frutas como manzanas, peras, kiwis, arándanos y melón son buenas en pequeñas cantidades como golosina.

Un error frecuente es alimentarlos con masivamente con verduras y frutas dulces como zanahoria, manzana o uvas. Esto les puede producir diarrea. Lo ideal es una dieta mayormente con heno y complementar con el resto.

También se pueden incluir pequeñas porciones de alimento balanceado para conejos, pero el heno de calidad no debe faltar. Una buena hidratación con agua fresca también es esencial.

Los conejos pueden comer papa

Un mito frecuente es que las papas les hacen mal. En realidad las papas cocidas son un alimento permitido en su dieta, aunque no debe ser la base. La papa aporta hidratos de carbono, vitaminas, minerales y algo de proteína vegetal.

Lo ideal es ofrecer pequeñas cantidades como complemento junto a su heno, verduras y agua fresca. Una o dos rodajas pequeñas de papa cocida de vez en cuando pueden ser un componente más de su alimentación balanceada. Eso sí, debe estar bien cocida, sin brotes ni verdeo.

Los conejos pueden comer acelga

A la pregunta ¿Pueden los conejos comer acelga? La respuesta es un rotundo ¡Sí! De hecho, la acelga es uno de los vegetales más recomendados para su dieta.

La acelga ofrece fibra, vitaminas (especialmente vitamina A, C y K), minerales como magnesio, hierro y calcio, además de antioxidantes. Todo esto fortalece la salud de los conejos.

Puede dársele tanto la hoja como el tallo, bien lavados y picados. Eso sí, siempre como parte de una dieta equilibrada, variada, con moderación y sin excesos para evitar diarrea. Junto a su heno y agua, la acelga es un “súper alimento” para conejos.

Consejos finales para el cuidado de conejos

Para asegurar una vida larga, saludable y feliz a tu conejo:

  • Proporciónale siempre heno fresco ilimitado.
  • Complementa con vegetales y a veces frutas, pero sin excederse.
  • Incluye también algo de alimento balanceado para conejos.
  • Suministra siempre agua limpia y fresca.
  • No olvides cepillar su pelaje periódicamente.
  • Lleva control veterinario y desparasitaciones al día.
  • Permite que haga ejercicio fuera de su jaula diariamente.
  • Enseña a los niños a manipularlo con cuidado.
  • Evita situaciones que produzcan estrés o miedo.
  • No expongas a climas muy fríos o calurosos.
  • Asegura un ambiente limpio y espacioso en su jaula.

Siguiendo estos consejos, tu conejito será un compañero juguetón, alegre y lleno de energía por mucho tiempo. ¡Disfruta su compañía y dale todo tu cariño!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Carrito de compra
Scroll al inicio